La noche de Guy Fawkes

Fue cosa del sábado, aunque aún quedan los resquicios por las calles de Rusholme, donde los más jóvenes y los niños siguen tirando petardos y los más osados se atreven con los fuegos artificiales que se pueden comprar en muchas de las tiendas del barrio. El caso es que el sábado fue 5 de noviembre. No se trata ni mucho menos de una fecha señalada en mi calendario por nada, pero quedé sorprendido cuando un amigo me llamó por teléfono para ir a ver “los fuegos artificiales en Platt Fields Park“. ¿Qué fuegos artificiales? ¿Por qué? Como buen conocedor de las tradiciones y las fiestas inglesas que soy me puse a chequear internet, porque no tenía ni la menor idea de a qué venía aquello. Y tras verificar la información encontrada en varias páginas por fin hallé la razón… Los ingleses celebraban ‘La noche de Guy Fawkes’, también conocida como la Bonfire Night, Cracker Night o Fireworks Night. Ya lo tenía todo más claro, estaba entendiendo la situación como todos los que ahora mismo leéis estas líneas curioseando de qué se trata todo esto, es decir, seguía sin tener la menor idea de lo que se trataba.

Pues bien, después de preguntar a varios autóctonos de la ciudad de Manchester ya se me fueron despejando las ideas. Al parecer, allá por el año 1605, exactamente un 5 de noviembre, un grupo ultracatólico, entre los que se encontraba el ya mencionado Guy Fawkes, intentó destruir el Palacio de Westminster, la sede del parlamento británico en Londres en un atentado fallido al que se conoció como ‘La conspiración de la pólvora’. Ese fracaso trajo consigo esta celebración que se ha alargado 400 años en el tiempo y que hoy no tiene la base de fiesta anticatólica que tenía en sus inicios, sino una simple celebración por la salvación del rey.

Hoy día esta fiesta se celebra en todo el Reino Unido y en algunos países que formaron parte del antiguo imperio británico, como Canadá, Nueva Zelanda, Australia, Sudáfrica, Antigua y Barbuda y San Vicente y las Granadinas, donde, más incluso que en las islas, ha perdido parte de su significado. En mi caso, mi primera Noche de Guy Fawkes ha sido en Inglaterra, en Manchester, y he podido observar cómo efectivamente se toma como una fiesta de gran acogida entre los ingleses, que utilizan el fuego encendiendo hogueras y tirando fuegos artificiales como metáfora de lo que nunca sucedió ese día de 1605. Desde mi casa hasta el parque donde se celebraba la fiesta central, por todo Rusholme y su Curry Mile y hacia el sur, hasta Fallowfield, la gente cantaba, tiraba petardos e incluso fuegos de artificio desde las aceras y entre los coches, que pitaban como cuando en España celebran las copas ganadas por los equipos de fútbol. Y no sólo aquí, porque en los pocos momentos de pequeño silencio se podía escuchar como retumbaban los cohetes en los barrios aledaños.

LA CONSPIRACIÓN DE LA PÓLVORA

Pero vayamos más allá y adentrémonos en la historia para conocer los orígenes más a fondo. Regresemos como lo haría Marty McFly a bordo de su DeLorean hasta el 26 de marzo 1604 en la ciudad de Londres. Ese día Robert Catesby (auténtico líder de la revuelta), Thomas Winter y John Wright, se reunieron secretamente para intentar acabar con la represión anglicana sobre la población católica en Inglaterra. Después de unas semanas se uniría al grupo Guy (Guido) Fawkes, hombre clave en la operación que tenía una larga experiencia en las artes de la guerra, habiendo luchado en los Países Bajos en un regimiento de exiliados católicos ingleses bajo estandarte español. El primer trabajo de Fawkes fue entrevistarse con el condestable de Castilla, Juan de Velasco, que se hallaba en la capital inglesa por aquel entonces para negociar un tratado de paz con Inglaterra, después de 20 años de guerra entre las dos naciones, y que sería firmado en el Tratado de Somerset ese mismo año.

Cuadro de la época que representa a algunos de los principales conspiradores

El plan consistía en colocar unas cargas de pólvora en los sótanos del Parlamento para hacerlas estallar en la próxima ceremonia de apertura a principios de octubre de 1605 por parte del rey Jacobo I. Al año siguiente se unieron al proyecto otros cinco personajes: Thomas Bates, John Grant, Robert Keyes, Robert Wintour y Christopher Wright. Posteriormente, se agregaron Sir Everard Digby, Ambrose Rookwood y Francis Tresham, para costear parte de una operación que ya iba tomando cierta envergadura.

Los trece conspiradores alquilaron una dependencia en los sótanos del Parlamento, donde poco a poco fueron almacenando 36 barriles de pólvora que debían explotar en el día señalado, pero una epidemia de peste obligó a aplazar la ceremonia hasta el 5 de noviembre. Diez días antes, un noble católico, William Parker, barón de Monteagle y cuñado de Tresham, recibió una carta anónima en la que se le advertía del peligro que corría al asistir a la ceremonia del rey. Quizás fuera Tresham el autor de la misiva, o acaso Robert Cecil, conde de Salisbury, conocedor desde hacía meses del plan de magnicidio y organizador más que probable, con su equipo de espías e infiltrados, de un contracomplot dirigido a descabezar definitivamente la «hidra jesuítico-católica-romana».

El 4 de noviembre, Salisbury dio orden al jefe de seguridad para que registrase el edificio del Parlamento. Allí encontraron a Guy Fawkes ultimando los preparativos para la voladura. Algunos de los conspiradores fueron capturados y ejecutados en el acto. Tresham murió poco después en la Torre de Londres. Sometidos a juicio los demás, entre ellos Fawkes, fueron ejecutados «en el mismo lugar que habían planeado demoler», frente a Westminster, siguiendo la costumbre con los traidores: «Colgándoles del cuello sin dejarles morir, seccionándoles los genitales, echándolos al fuego ante sus propios ojos y, hallándose aún vivos, destripándoles y arrancándoles el corazón antes de decapitarles y despedazarles. Luego se expondrían ante el público las cabezas clavadas en picas y serían arrojados los restantes trozos a los pájaros para su alimento». Para asistir a las ejecuciones hubo que pagar entradas como a cualquier otro espectáculo de masas.

Recreación de la detención de Guy Fawkes

Aunque el sótano donde se almacenó la pólvora desapareció en el incendio de 1834, desde aquel 5 de noviembre de 1605 la Guardia del Parlamento ha seguido registrando el edificio todos los años como preámbulo a la ceremonia de apertura por el monarca, más por conservar la tradición que como precaución.

Las únicas consecuencias del atentado fueron —aparte de la ejecución de los conspiradores y la represión contra los católicos— la celebración del episodio encendiendo hogueras y quemando efigies de Guy Fawkes todos los años para dar gracias a Dios por impedir el acto criminal y proteger a su pueblo elegido —los protestantes— de la conspiración católico-romana. El 5 de noviembre fue declarado «fiesta perpetua para dar gracias a Dios por librarnos de los papistas y como muestra de nuestro odio hacia ellos». Hasta el año 1859 se dió como una celebración obligatoria por decreto y a partir de entonces se continuó celebrando aunque con el tiempo fue perdiendo el significado que tuvo inicialmente, como antes mencionaba.

GUY FAWKES, CONSPIRADOR E INSPIRADOR

Guy Fawkes nació un 13 de abril de 1570 en la norteña ciudad de York y vivió como soldado toda su vida sirviendo en el Ejército Español en los Países Bajos aunque su fama le viene por los acontecimientos que aquí relato. Él no era el líder del grupo restauracionista católico y reaccionario que intentó atentar contra el rey en la ‘Conspiración de la Pólvora’, ya que como comenté eso quedaba en manos de su amigo Robert Catesby, pero sí fue quien pasó a la historia por ser la clave. Y es que su experiencia en la guerra le sirvió para ser escogido como el encargado de hacer detonar la carga explosiva que mataría a los miembros del Parlamento con el rey a la cabeza, y aunque fue detenido y ejecutado en enero del año siguiente se le reconoce el no haber acusado a ninguno de sus cómplices antes de morir. Por todo ello es él el que da nombre a esta curiosa celebración anual inglesa.

Conspirador e inspirador de esta celebración, pero no sólo de eso, sino también de uno de los personajes más conocidos del mundo del cómic: el anarquista revolucionario ‘V’, de ‘V de Vendetta’, novela gráfica formada por diez comic books escritos por Alan Moore e ilustrados en su gran mayoría por David Lloyd (al que tuve la oportunidad de conocer hace unos años en mi ciudad, Ávila). La historia del cómic nada tiene que ver con la de la ‘Conspiración del Pólvora’, pues habla de una Gran Bretaña ambientada en un futuro cercano y en la que, tras una guerra nuclear parcial, con gran parte del mundo destruido, un partido fascista ostenta el poder y un misterioso anarquista revolucionario apodado ‘V’, oculto tras una máscara de Guy Fawkes, empieza una elaborada y violenta campaña con el fin de derrocar el gobierno e incitar a la población a adoptar una sociedad anarquista. Pero el personaje de ‘V’ si está inspirado en Fawkes, no sólo por llevar una máscara con su rostro, sino por la esencia del personaje, por sus ideas y por su proyecto en la historia, que no es otro que luchar contra el gobierno establecido ante su opresión y crear un nuevo estado a su medida.

De ahí, podríamos llegar a argumentar que también ha servido como inspiración para grupos actuales como son la plataforma ‘Anonymous’ o el movimiento del 15M, nacido en España, en el que se empezaron a utilizar estas máscaras de Fawkes, y cuya imagen se ha extendido por todas las protestas del mundo en contra del sistema actual por causa de la crisis económica que estamos viviendo. Pero en este caso, creo que se saltaron el primer paso, se quedaron sólo con la imagen de ‘V’, porque son pocos los que conocen la verdadera historia que se rememora anualmente en la Noche de Guy Fawkes y que ha inspirado a unos y a otros, sea directa o indirectamente y sean las ideas, los principios y los objetivos parecidos o que nada tengan que ver.

Esta fiesta rememora el fracaso del complot, pero la figura de Fawkes ha pasado a la historia en estos casos de forma muy diferente, como inspiración para la lucha contra el poder establecido, para que el pueblo proteste contra lo que cree que no está bien y que les oprime. Guy Fawkes fue un terrorista y hoy inspira un movimiento pacífico de cambio por el descontento de los pueblos del mundo. En esencia el objetivo es el mismo, los medios completamente opuestos. Los tiempos cambian, las cosas cambian y las ideas evolucionan, para bien o para mal y no se sabe si los objetivos que tienen por bandera se conseguirán o no… Mientras tanto, los ingleses seguirán tirando fuegos artificiales y haciendo hogueras cada 5 de noviembre, porque después de tanta historia y todas las cosas en las que ha derivado, esto sigue siendo una simple fiesta, una noche para disfrutar, la noche de Guy Fawkes…

Anuncios

Acerca de Antonio S. Sánchez

Soy abulense y orgulloso de serlo, con mis orígenes en un pueblo de la Sierra de Gredos llamado Navadijos, licenciado en Periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. He trabajado en varios medios de comunicación, como la Agencia EFE o los periódicos 20 minutos y Diario de Ávila, además de que he sido parte activa de Cadena Ser Ávila en un espacio sobre cine. Posteriormente realicé un Máster de Producción Audiovisual en la Universidad Complutense de Madrid y he trabajado dentro de este campo en televisión, videoclips, publicidad e internet. Después de una pequeña temporada en Manchester (UK), reforzando mi inglés, estoy de vuelta a España y concretamente a mi ciudad, donde he vuelto a trabajar dentro del Departamento de Prensa de la Delegación Territorial de Ávila de la Junta de Castilla y León. Actualmente estudio fotografía para seguir abriendo campos de acción y escribo en otros dos blogs aparte de este: http://abulensesexiliados.wordpress.com/ & http://www.tribunaavila.com/blogs/el-baul-del-atrezzo en el diario Tribuna Ávila.

Publicado el 8 noviembre, 2011 en Manchester y etiquetado en , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Excelente articulo. Seguramente el más completo y mejor explicado de esta curiosa fiesta tan arraigada en esas islas, por toda la red. Me ha recordado a una extraña pelicula inglesa, la cual te recomiendo, que el tiempo no ha tratado muy bien, ciertamente, y de la cual se hizo un remake hace pocos años, que borró la esencia de la misma.
    La pelicula se titula: “The wicker man” “El hombre de mimbre” es britanica y es la pelicula de terror, más extraña que haya visto en mucho tiempo, aunque no sea propiamente de terror. Y en cierto modo se basa en que gracias al sacrificio de un hombre se salva el pueblo. O al menos eso pensaban sus habitantes. Al igual que el famoso Guido fue ejecutado para salvar la monarquia britanica, (es decir el orden establecido) te la recomiendo aunque ten en cuenta que tiene ese aire inolvidable y algo cutre de los setenta, tambien cuestiona las religiones las constumbres ya sean cristianas o paganas…etc.. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

JAVIER ESCOBAR.

Why make me happy every day?

fotoser

Just another WordPress.com site

Estetica y Salud EC

Blog de Cirugía Plástica y Medicina Estetica

Pollock of Light

Twitter: @lluisbusse

Javier García-Moreno E. - México y más.

“Un fotógrafo tiene que ser auténtico y en su obra, debe expresar emociones, provocar reacciones y despertar pasiones.” ~ Javier García-Moreno E.

Pasando la bola

Un lugar donde el deporte no pasa desapercibido

debarrafijabaresavila

Cañas y tapas en Ávila

URieLaRtE

“El arte es la expresión de los más profundos sentimientos por el camino más sencillo”

micksenglishresources

Un blog para profesores y alumnos. Para seguir practicando después de clase

Abulenses Exiliados

Magazine de opinión 3.0 y punto de encuentro para todos los abulenses de Ávila y el mundo

El cuento de Saliary

Un poema a mi paranoia

chuspim

Just another WordPress.com site

elarmariodemma.wordpress.com/

Diario de una periodista

fastonlinemarketing

Just another WordPress.com site

El Rincón de Chava

Blog dedicado al mundo de las tácticas de fútbol y en especial aplicadas al juego Fifa

En mal estado

Microrrelatos y otras historias

A %d blogueros les gusta esto: