Manchester

Como tantos otros jóvenes en nuestro país, yo también perdí mi trabajo por esta infame crisis que nos está golpeando duramente, y tras varios meses de esperar una llamada decidí hace ya medio año dar el paso que no di cuando debía, coger mis maletas e irme al extranjero a aprender de verdad inglés, ese idioma que se hace imprescindible en las relaciones humanas y laborales hoy día y más ahora que las empresas lo utilizan como filtro dentro de las pocas ofertas de trabajo que ofrecen…

Después de mirar posibles destinos me decidí por el Reino Unido y concretamente por la ciudad de Manchester, en el centro de Inglaterra. Alguien me dijo que era un buen lugar para aprender inglés porque apenas encontraría españoles, como sí sucede en el sur de las islas (bendito iluso o mentiroso… véase como se quiera). Manchester es un ciudad industrial, algo fea, medianamente grande, fría y lluviosa (incluso en los meses de verano), con unos habitantes bastante distantes y poco amigables a menos que lleven unas pintas de más y que tienen un acento muy difícil de entender, muy marcado y entrecortado, al que cuesta hacerse, y, por supuesto, llena de españoles (no al estilo Londres, a la que han colonizado, pero se dejan notar…).

Se puede decir que Manchester es una ciudad tranquila, buena para vivir si te haces a su terrible tiempo y es muy animada, sobre todo a partir de los meses de septiembre y octubre, cuando ordas de estudiantes llegan a la ciudad para acudir a una de las tres universidades con las que cuenta. Sí, Manchester es ante todo una ciudad universitaria, con un ambiente estudiantil espectacular y con una movida nocturna digna de la que alardeamos los españoles. Por el día (que la noche no me confunda), la ciudad es igual, muy viva. El centro está lleno de gente (llueva o haga sol) que pasea por sus calles, que acude a las tiendas o a los pubs del centro, o simplemente a pasar la tarde entre amigos o en familia en los parques o plazas públicas.

UN RECORRIDO POR LA ZONA TURÍSTICA

Como decía, Manchester no es una ciudad que destaque por su belleza, pero sí tiene sus pequeños rincones que merecen la pena ser visitados. Para comenzar a visitar el centro todo el mundo tiene un punto de referencia básico: Piccadilly Gardens. Se trata de una bonita plaza que se convierte en el punto de encuentro para quedar, donde puedes coger cualquier autobús que te lleve a cualquier punto de la ciudad o el tranvía. Esta plaza siempre está llena de gente y se sitúa al lado de la zona financiera de la ciudad (edificios grandes en altura y modernos). Sorprende ver a la gente paseando entre los tranvías, niños jugando en su fuente central sin ropa a pesar del frío, muchos toxicómanos pidiendo dinero y tabaco o vendiendo periódicos y revistas, y su gran multiculturalidad, porque como sucede en otros rincones de Reino Unido, aquí se puede encontrar gente de todos lados y de todas las razas.

Muchas de mis tardes en Manchester las he pasado sólo leyendo un libro sentado en el cesped de Piccadilly Gardens o acompañado teniendo diferentes debates en inglés con gente de muchos lugares del mundo: Suiza, Arabia Saudí, Francia, Italia, Líbano, Irán, Alemania, Turquía, España, Portugal, Japón, Brasil, Corea del Sur, Colombia, Panamá,… y un largo etcétera. Para mi es un rincón especial y donde he podido hacer amistad con mucha gente de muchos países y diferentes culturas y pensamientos. Esa, quizás, es la esencia de esta ciudad.

Pero sigamos nuestro recorrido, si seguimos avanzando por Market Street, una zona comercial enorme con tiendas de todo tipo y hasta un centro comercial, llegaremos hasta un punto de visita obligada, el Oyster, una zona donde podemos ver una curiosa mezcla de edificios antiguos y modernos entre los que se encuentran los dos pubs más antiguos de la ciudad (Sinclairs y Old Wellington), la típica noria que tienen todas las ciudades inglesas, el Printworks (una zona comercial muy animada en la que encontramos cines y discotecas) y la catedral, un pequeño templo de estilo victoriano que destaca por encima del resto. Esta es quizás la zona más atractiva del centro, por lo que mueve y lo que significa para los mancunians (gentilicio de las gentes de Manchester). Los pubs del Oyster, son otro de esos puntos de encuentro claves en la ciudad y en el que yo mismo he pasado muy buenos momentos, pero todo esto lo dejaremos para otro post…

En el centro podemos encontrar también otros edificios de gran belleza como la Art Gallery de Manchester, muy cerca de Piccadilly Gardens, la Biblioteca de la ciudad o, sobre todo, el edificio del Ayuntamiento, quizás el más espectacular de los que podemos encontrar con una torre que recuerda mucho al Big Ben londinense. Junto a todos ellos caben destacar las no muchas fachadas antiguas al más puro estilo inglés que se entremezclan con edificios de gran modernidad y los canales y puentes con los que cuenta en ciertas zonas de la ciudad, que invitan a pasear, pensar y reflexionar… Posteriormente, para aquellos amantes de esa modernidad a la que me hago referencia y los rascacielos, se pueden ver por todo el centro numerosos de ellos, entre los que destaca el edificio más alto de la ciudad, la Beetham Tower o Torre Hilton, de 168 metros de altura, y desde donde se puede tener una vista panorámica de la ciudad en su planta 23, en una conocida cafetería en la que diariamente se montan largas colas para poder entrar.

Ya alejándonos del centro, no debemos perder la oportunidad de hacer una parada en Piccadilly Station o cogiendo la famosa Oxford Street ir a visitar el Hotel Palace y el edificio de la Universidad de Manchester, espectacular palacio al más puro estilo de Hogwarts, la academia de Harry Potter. Una visita alrededor de su fachada y de su interior os dejará boquiabiertos, además de que aquí, en su interior, también podemos visitar el Museo de Manchester, un curioso museo de ciencia que merece la pena.

LOS BARRIOS

Pero la esencia de Manchester, más que su centro y sus zonas visitables, son sus barrios, cada uno de ellos con su historia y sus tradiciones y con su estilo de vida bastante diferenciado. En la lejanía está Trafford, un barrio de bien que cuenta con uno de los mayores centros comerciales de Europa, y a su lado Salford, famoso por su universidad y por tener la fama de barrio peligroso (precisamente fue aquí donde comenzaron los disturbios de la ciudad del pasado mes de agosto. Ya más cerca del centro, en la parte oeste nos encontramos con otros dos barrios de mala fama, Hulme y, sobre todo, Moss Side, barrio de gente de raza negra donde cada año se celebra un espectacular carnaval caribeño, en el famoso Alexandra Park. Por el este está Ardwick, barrio acomodado y por el centro y hacia el sur algunos de los más míticos, como son Rusholme (mi barrio), donde se concentra la población de origen árabe e indio y donde se encuentra la famosa ‘Curry Mile’ (en otro post hablaré más detenidamente sobre él), o Fallowfield, el barrio de los estudiantes, famoso por su movida nocturna y el ambiente universitario. Junto a ellos otros muchos barrios completan la ciudad, como Withington, Didsbury, Longsight, Northenden, Bradford, Chorlton,…

LA PASIÓN DEL FÚTBOL

Y si por algo destaca la ciudad de Manchester es por cómo viven sus habitantes el fútbol. La ciudad cuenta con dos de los equipos más importantes de la Premier League: Manchester City y Manchester United. Paseando por las calles de Manchester se pueden ver todos los días a mucha gente con camisetas de ambos clubes o a muchos de ellos con tatuajes mostrando su afición.

Dicen que en Manchester la gente es más aficionada del City y que es en los pueblos y ciudades de alrededor y en el resto de Inglaterra donde le van más al United, pero el caso es que cada día de partido se monta un gran revuelo en la ciudad, todos se enfundan sus camisetas y cantan por las calles, en los medios de transporte y en los bares y pubs, antes, durante y después de los partidos, entremezclándose entre aficiones sin problema ninguno y con un ambiente espectacular.

El mismo ambiente que se vive si acudes a uno de los dos estadios para ver un partido en directo. Los ingleses, como su fútbol son diferentes, y resulta muy curioso estar entre ellos viendo un partido. Ver cómo se emocionan, como cantan y animan sin parar, etc… No tiene precio. Se nota que aquí el fútbol se vive de otra manera, realmente como una religión, y es un evento que se no sólo congrega a amigos, sino también a muchas familias, que acuden juntas con el “disfraz” de supporter, y a muchas mujeres, que en muchos casos viven el fútbol de forma mucho más apasionada que los hombres. Es muy diferente a España y el único modo de explicarlo es sobre el terreno, viéndolo con nuestros propios ojos. Una visita a Manchester hace obligatorio la asistencia a un partido de fútbol y a recorrer el centro o los barrios para ver el ambiente con el que se vive todo esto.

Por ahora os introduzco en Manchester con este largísimo post que iré ampliando con otros futuros más concretos y más personales para que podáis conocer en profundidad la ciudad aunque no hayáis tenido la posibilidad de visitarla y para que os pueda servir de referencia si algún día se os ocurre pisar por aquí…

Anuncios

Acerca de Antonio S. Sánchez

Soy abulense y orgulloso de serlo, con mis orígenes en un pueblo de la Sierra de Gredos llamado Navadijos, licenciado en Periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. He trabajado en varios medios de comunicación, como la Agencia EFE o los periódicos 20 minutos y Diario de Ávila, además de que he sido parte activa de Cadena Ser Ávila en un espacio sobre cine. Posteriormente realicé un Máster de Producción Audiovisual en la Universidad Complutense de Madrid y he trabajado dentro de este campo en televisión, videoclips, publicidad e internet. Después de una pequeña temporada en Manchester (UK), reforzando mi inglés, estoy de vuelta a España y concretamente a mi ciudad, donde he vuelto a trabajar dentro del Departamento de Prensa de la Delegación Territorial de Ávila de la Junta de Castilla y León. Actualmente estudio fotografía para seguir abriendo campos de acción y escribo en otros dos blogs aparte de este: http://abulensesexiliados.wordpress.com/ & http://www.tribunaavila.com/blogs/el-baul-del-atrezzo en el diario Tribuna Ávila.

Publicado el 31 octubre, 2011 en Manchester y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Enhorabuena por tu trabajo, es genial!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

JAVIER ESCOBAR.

Why make me happy every day?

fotoser

Just another WordPress.com site

Estetica y Salud EC

Blog de Cirugía Plástica y Medicina Estetica

Pollock of Light

Twitter: @lluisbusse

Javier García-Moreno E. - México y más.

“Un fotógrafo tiene que ser auténtico y en su obra, debe expresar emociones, provocar reacciones y despertar pasiones.” ~ Javier García-Moreno E.

Pasando la bola

Un lugar donde el deporte no pasa desapercibido

debarrafijabaresavila

Cañas y tapas en Ávila

URieLaRtE

“El arte es la expresión de los más profundos sentimientos por el camino más sencillo”

micksenglishresources

Un blog para profesores y alumnos. Para seguir practicando después de clase

Abulenses Exiliados

Magazine de opinión 3.0 y punto de encuentro para todos los abulenses de Ávila y el mundo

El cuento de Saliary

Un poema a mi paranoia

chuspim

Just another WordPress.com site

elarmariodemma.wordpress.com/

Diario de una periodista

fastonlinemarketing

Just another WordPress.com site

El Rincón de Chava

Blog dedicado al mundo de las tácticas de fútbol y en especial aplicadas al juego Fifa

En mal estado

Microrrelatos y otras historias

A %d blogueros les gusta esto: